Blanco y negro

Por Alfredo Caminos

El final del Siglo XIX y sobre todo la primera mitad del Siglo XX, estuvo marcado por la fotografía en blanco y negro. Una práctica artística que aún se mantiene, y también es una actitud de registro de la Historia y documentación de la vida doméstica. La constante idea de los que podían fotografiar, muchas veces contratados por la poca difusión y la minoritaria existencia de cámaras doméstica, tenía la firme intención de dar cuenta del “estar allí”, “ser”, “pertenecer” y acciones sociales. La fotografía es el gran responsable de representar y contar lo que pasó por las mentes urbanas y rurales. Llega a nuestros días como estética pero también como memoria.

“Estar” en la despedida. Cementerio San Jerónimo, Córdoba, Argentina.
El GPS de la época en Buenos Aires, Argentina.


Fotogtrafia de cabecera:
David Alan Harvey